• 1 masa quebrada preparada (en cualquier supermercado)
  • 100 gr. chocolate negro
  • 50 ml. nata para montar
  • 1 huevo
  • 1 yema de huevo
  • 30 gr. de azúcar

Hay días en los que nos apetece muchísimo una buena ración de tarta de chocolate pero nos da una pereza tremenda meternos a la cocina, ¿verdad? Pues, amigos, os traemos la solución: una receta fácil, una receta rápida… ¡una receta de postre sencillísima! Preparaos, golosos del mundo, para una excelente tarta de chocolate casera. ¡A la cocina!

Instrucciones

  1. En un molde redondo, estiramos bien la masa y cubrimos toda la base del molde y sus bordes. Metemos en el horno precalentado durante 10 minutos, a 170º.
  2. Mientras la masa se cuece, preparamos el relleno. Troceamos el chocolate y ponemos en un bol. Para derretirlo, lo metemos en el microondas a media potencia durante unos 30 segundos. Sacamos y removemos bien para homogeneizar. Si todavía quedan trozos duros, volvemos a meterlo hasta que esté derretido completamente. Reservamos.
  3. En un cazo pequeño, vertemos la nata. Ponemos a fuego medio y llevamos a ebullición. Inmediatamente, apartamos del fuego y añadimos el chocolate derretido. Removemos bien hasta que nos quede una mezcla fina y homogénea, sin grumos.
  4. En otro bol, batimos bien el huevo, la yema y el azúcar. Después, añadimos poco a poco esta mezcla a la de chocolate y nata.
  5. Cuando la masa haya estado sus 10 minutos en el horno, la sacamos y vertemos sobre ella la mezcla de chocolate. Volvemos a meter en el horno otros 20 minutos, ahora a 150º.
  6. Pasado este tiempo, cuando la masa esté doradita, sacamos del horno. Dejamos enfriar la tarta antes de servirla. Nuestra recomendación: decora con unos frutos rojos o azúcar glas.


[Total:1    Promedio:2/5]