• 200 g de galletas Oreo.
  • 100 g de mantequilla.
  • 200 g de chocolate para postres o de tasa con 70% de cacao.
  • 200 g de nata para montar con 35% de materia grasa.
  • 25 g de crema batida y perlitas o chocolate de colores para decorar.

Muchos jóvenes y solteros no acostumbra a cocinar postres o dulces por ser muchas veces una gran inversión de tiempo, prefieren ir al supermercado y comprar helado o cualquier cosa, aunque no lo creas existe una infinidad de recetas de cocina para elaborar postres muy fácilmente y sin tener que invertir una enorme cantidad de tiempo.

Para aquellos amantes del dulce, de tiempo corto y poca experiencia en postres este tipo de recetas es perfecta y adaptable a todo tipo de gustos.

Preparación de la receta:

  • Empezamos triturando las galletas Oreo con la ayuda de un moledor o nosotros mismo con un mortero de cocina. Posteriormente mezclamos nuestra Oreo pulverizada con mantequilla derretida, hasta obtener una pasta con la cual haremos la base de la tarde, vertiendo la masa en un molde y dándole la forma de este. Lo introducimos en el congelador mientras tanto pasamos a elaborar el relleno.
  • Luego colocamos la nata en un cazo u olla para calentarla sin que esta hierva, la retiramos del fuego y poco a poco vamos añadiendo el chocolate y mantequilla, mientras removiendo con unas varillas o un batidor de mano para que se deshaga el chocolate. Cuando tengamos una mezcla homogénea y cremosa, vertemos esta crema de forma pareja, sobre nuestra base de galletas reservada.
  • En el paso final, decoramos la superficie de la tarta al gusto, puedes utilizar crema batida, chispas de chocolate o con trozos de durazno y guardamos en la nevera hasta el momento de llevarlo a la mesa. Simplemente fácil y sin complicarnos la vida, es un proceso que puede durar de 20 a 30 minutos más el tiempo de enfriado en la nevera siendo un postre que no empalaga en lo más mínimo y además, puede variaren la elaboración de la decoración, pudiendo implementarse frutas, cremas o aún más chocolate, lo que hace variar en un sinfín de tartas de este tipo, todas muy diferentes y espectaculares.
  • Es más en el paso para verter la mezcla podemos agregarle trozos de chocolate blanco mientras esta aun esta caliente y luego podemos pasar un rato muy relajante comiendo algo dulce para consentirnos y ver alguna película o en esa pausa que hacemos en los estudios ir rápidamente a la nevera por algo rico para volver animados a los estudios.

Recomiendo conservar esta tarta de chocolate negro y galletas Oreo en la nevera hasta el momento de consumirla, esto mantiene y textura y frescura. Y si lo deseas y eres adicto extremos al dulce, pueden acompañarla con un poco de helado de cualquier sabor e incluso combinarlo en distintas formas, el límite está en la creatividad de la persona y los gustos que esta tenga, además del tiempo que esta persona tenga a su disposición al momento de realizar algo más elaborado con esta deliciosa tarta.

 


[Total:0    Promedio:0/5]