• 4 cucharadas de mantequilla.
  • 4 cucharadas de harina de trigo.
  • 1 lata de crema de leche espesa.
  • 1/2 cucharada de sal.
  • 1/4 taza de agua.
  • 250 g. De queso amarillo rallado.
  • 4 yemas de huevo.
  • 1/4 cucharada de pimentón.
  • 4 claras de huevo.
  • 2 cucharadas de bizcocho rallado.

El Soufflé es un postre francés que según el significado cronológico de su nombre “soufflé” (soplado, inflado) contiene un método de preparación simple. Se cocina al horno con crema de leche espesa combinada con queso amarillo y otros ingredientes como hortalizas, mariscos, etc. Se le pueden incorporar ingredientes como claras de huevo batidas a punta de nieve. Puede servirse como postre o, en este caso, como plato principal.

El  proceso de elaboración del Soufflé de Queso:

  • Se deben derretir las cuatro cucharadas de mantequilla a fuego lento, deben quedar completamente disueltas.
  • Luego ir añadiendo la harina de trigo con mucho con mucho cuidado sobre la mantequilla.
  • Se agrega la 1/2 cucharada de sal y poco a poco vierte la crema de leche sobre la mezcla con un toque de agua hasta formar una textura grumosa.
  •  Se cocina la mezcla a fuego lento hasta que la mezcla volverse espesa.
  • En otro molde se deben batir las yemas de huevo hasta quedar disueltas.
  • Incorporar las yemas de huevo a la mezcla dejándolas reposar por 15 minutos.
  • Se añade un poco de pimentón rallado al gusto.
  • En un recipiente aparte se deben batir las claras de huevo hasta que formen picos y se incorporan de manera envolvente.
  • En un recipiente limpio se vierte un poco de mantequilla y harina. Se esparce por todo el molde.
  • Se vierte la mezcla en el recipiente con harina y mantequilla.
  • Por último, se introduce la mezcla al horno por 35 minutos. Al concluir ese tiempo se deja reposar por unos 15 minutos y listo.

Se debe tener en cuenta que el souffe de queso no puede pasar de los 35 minutos en el horno ni durar menos. Recuerde que es un plato ligero el cual tiende a tener un tiempo de cocción preciso. Este platillo tiene la capacidad de combinar vegetales y glaseados dulces. Normalmente su consistencia ligera permite la combinación de elementos dulces y salados que hacen la degustación más efectiva. No es necesario sentir temor para combinar ingredientes distintos. La cocina es un proceso de creación, aquí se podrán realizar recetas nuevas y deliciosas si necesidad de ser un profesional.

Puede degustarse este postre con una bebida fría o acompañarlo con vegetales al gusto. Si deseas variar el menú de vez en cuando, esta receta será esencial para el momento. No es necesario esperar para una situación específica, se puede hacer cualquier día o fin de semana con la familia. Es una excelente receta para compartir en familia, además que mejores comensales que las personas que más se quieren. Se puede disfrutar de un rico almuerzo elaborado con ingredientes básicos y deliciosos. Juegue con los ingredientes y aprenda nuevas formas de crear. Sin más que agregar o aportar ¡Buen Provecho!

 


[Total:0    Promedio:0/5]