• 1 plátano congelado
  • 1/2 frambuesas congeladas
  • 1/2 taza de harina de avena certificada libre de gluten
  • 1 vaso de leche desnatada, soja, almendras o coco
  • 1 cucharada de miel
  • Stevia al gusto

Seguimos con los batidos refrescantes para empezar la mañana con mucha energía.

El smoothie que hoy es traemos es genial para aquellas personas que además de querer tener energía todo el día, quieran mantener su peso controlado.Se trata de un delicioso batido de plátano, frambuesas y avena.

La avena empieza ahora a ganar fuerza en nuestra alimentación y empiezan ahora a ser conocidos sus beneficios pero lo cierto es que la avena nos lleva haciendo compañía desde tiempos insospechados.

Gracias a sus numerosas propiedades, la  avena ha sido nombrada como la “reina de los cereales”, puesto que su contenido en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes es mucho más rico que otros cereales comunes.

Además gracias a su alto contenido en hidratos de carbono complejos, también conocidos como carbohidratos de absorción lenta, nos hará sentirnos saciados por más tiempo.

Otro de los ingredientes de este batido son las frambuesas.Una taza de frambuesas aportan el 88% de la cantidad de vitamina C que nuestro organismo necesita en un día, mejora el transito intestinal y además son super bajas en calorías, ya que unos 100gr sólo nos aportan 52 calorías.

El plátano por su parte como sabemos es ideal para personas que desempeñan actividades físicas y muy beneficioso para el sistema nervioso.

Instrucciones:

  1. Añadimos todos los ingredientes a la liquadora
  2. Liquamos todos los ingredientes hasta obtener la mezcla perfecta
  3. Comprobamos su sabor y si nos parece que está a nuestro gusto, tan sólo nos quedará servirlo y disfrutarlo.

frambuesa batido

 

Nuestros consejos:

  • Recordad que los smoothies son densos, pero si queréis rebajarle el espesor y hacerlo más líquido, con añadir un poco más de leche o agua lo conseguiréis.
  • Os recomendamos usar las frambuesas y los plátanos congelados para conseguir un batido mucho más refrescante.
  • Os aconsejamos utilizar leche desnatada, de soja, almendras o coco debido a que aportan mucha menos grasa y azúcares que otras leches.
  • Si no tenéis copos de avena enteros para realizar este batido, podéis hacer el smoothie con leche de avena.


[Total:4    Promedio:4.3/5]