• 175 gramos de arroz bomba
  • 700 ml caldo de verduras o carne (comprado o en pastilla)
  • 150 gramos champiñones
  • 150 gramos setas
  • 100 gramos cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gramos queso parmesano
  • 70 gramos mantequilla
  • 100 ml vino blanco
  • 6 cucharadas aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil

¡Hola de nuevo, estudiantes! El frío todavía no se ha marchado, así que hoy os traemos una consistente receta de cocina italiana: el risotto de setas. Por si alguien no lo sabe, el risotto es una receta de arroz que se cocina añadiendo caldo poco a poco y se finaliza con el imprescindible toque de queso parmesano y  mantequilla. De hecho, el risotto es uno de los modos más comunes de cocinar arroz en Italia. Por eso, se trata de una receta fácil y rápida, cuyo único secreto es encontrar el punto del arroz. ¿Preparados?

Instrucciones

  1. Cogemos los dientes de ajo, los pelamos y los picamos bien finitos. Los ponemos en una sartén con unas 5 cucharadas de aceite a fuego lento. Mientras, preparamos las setas y los champiñones, limpiándolos y cortándolos en rodajas finas.
  2. Cuando el ajo se haya cocinado (¡ojo! Sin que se queme), añadimos los champiñones y las setas. Salpimentamos. Subimos ligeramente el fuego y cocinamos. Removemos hasta que las setas y los champiñones hayan perdido toda el agua. Apartamos y reservamos.
  3. En caso de que vayáis a hacer el caldo con una pastilla de caldo concentrado, este es el momento de prepararlo. Si lo habéis comprado de brick, podéis ir calentándolo, ya que tiene que estar muy caliente.
  4. Mientras se calienta el caldo, pelamos la cebolla y la picamos en trozos pequeñitos. En otra cacerola, ponemos el aceite de oliva restante (unas dos cucharadas) y más de la mitad de la mantequilla, a fuego medio-bajo. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla y la dejamos pochar durante unos 20 minutos a fuego lento.
  5. En esta misma cacerola, añadimos el arroz y damos unas vueltas. Añadimos el vino blanco y removemos bien hasta que se evapore casi por completo. Ponemos la mezcla de setas y champiñones que teníamos reservada. Picamos un poquito de perejil y lo añadimos, al gusto.
  6. Añadimos 3 cazos de caldo muy caliente y subimos a fuego medio, sin parar de remover. Cuando esté el caldo casi evaporado, repetimos la operación: cada vez que se evapore, añadimos un cazo de caldo caliente (unos 7 cazos de caldo en total), sin dejar de remover.
  7. Pasados no más de 20 minutos desde el primer cazo de caldo, probamos el arroz para comprobar si está en su punto. Recordad que el risotto exige un arroz muy cremoso.
  8. Si está en su punto, llega la hora del toque final: añadimos el queso parmesano rallado y el resto de la mantequilla. Removemos bien y ¡a ponerse las botas!


[Total:2    Promedio:4.5/5]