• 2 aguacates maduros
  • Media cebolla
  • 1 Tomate maduro
  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • Medio limón para sacar el zumo
  • Fajitas integrales
  • Queso light para gratinar
  • Sal

Hoy traemos una receta clásica mexicana como son los nachos pero en su versión más light, para que así no dejemos de disfrutar de este delicioso plato cuando queramos controlar nuestro peso.

Nos encanta poder ayudaros a mantener una vida saludable sin renunciar a los placeres de vida como es el de comer aquello que queremos. Por eso, os traemos una versión más ligera de los aclamados nachos con pechuga de pollo y guacamole casero.

La versión normal de los nachos se hace friendo las tortitas de harina de maíz pero en nuestra versión menos calorica cambiaremos esas tortitas de maíz por fajitas integrales (están buenísimas).

Instrucciones:

  1. Cortamos las fajitas integrales en triángulos con un cuchillo o tijera. Podéis encontrar estas fajitas integrales fácilmente en cualquier supermercado.
  2. Una vez cortadas las fajitas en triángulos, las ponemos sobre una bandeja para el horno con papel de plata e intentamos que los triángulos se queden espaciados entre ellos.
  3. Podemos espolvorear los triángulos de fajitas con un poco de pimentón picante antes de meterlos al horno. Si sois amantes del picante os encantará como quedan.
  4. Metemos al horno la bandeja con los triángulos a unos 180º aproximadamente 5 minutos y vamos vigilando: de doradito a chamuscado hay segundos de diferencia, así que más vale que prestemos atención al horno mientras se nos cocinan ya que las fajitas integrales son finas.
  5. Una vez se nos hayan quedado doradas y crujientes, las sacamos del horno y ponemos los nachos en un bol o plato.

Preparación de la mezcla:

Para preparar el guacamole casero tendremos que hacerlo con un batidora o thermomix. Pero sólo nos robará uno 5-10 minutos.

  1. Cortamos media cebolla en trocitos pequeños.
  2. Cortamos el tomate en trozos también pequeños.
  3. Pelamos los aguacates y sacamos su carne.
  4. Sacamos el zumo de medio limón.
  5. Ponemos en la thermomix / batidora el aguacate con medio zumo de limón y lo mezclamos todo.
  6. El resto de los ingredientes cortados en trocitos los cocinamos en una sartén durante unos 3-5 minutos.
  7. Por su parte, cortaremos la pechuga de pollo a trozos pequeños y la cocinamos en una sartén hasta que ésta se haga.
  8. Cuando tengamos todo cocinado lo echamos por encima de los nachos (podemos unificar previamente el guacamono con el tomate y la cebolla con una cuchara) ¡Ahora si, a disfrutar de esta versión healthy de nachos con guacamole y pechuga de pollo!

Nuestros consejos:

  • Si queréis echarle queso a los nachos light os recomendamos gratinar los triángulos con un poco de mozzarella light antes de ponerlos al horno. Nosotros utilizamos la mozzarella light de la marca Finello que tiene un 10 % menos de grasa que la mozzarella normal.
  • También podéis optar por el queso para gratinar light de la marca Hochland que ofrece la mezcla de queso gouda y cheddar.
  • Si tenemos comensales a lo que no les gusta el guacamole podemos poner en dos pequeños bols o platos el guacamole y en otro la mezcla de cebolla y tomate.
  • Echaremos una pizca de sal a los ingredientes antes de cocinarlos para que tengan mayor sabor.


54780_l1


[Total:4    Promedio:3.5/5]