• 2 rebanadas de pan de molde rústico tipo hogaza
  • 2 rodajas de bacon o panceta ahumada
  • 50 gr de queso gorgonzola
  • 1/2 pera
  • 10 gr de mantequilla
  • Opcionalmente, si así lo deseas, puede agregar una cucharadita de mermelada casera

Muchas veces no vemos en la necesidad de cocinar algo delicioso pero fácil y rápido. Tales situaciones reducen el tiempo disponible de una persona por tanto necesita soluciones rápidas a la hora de cocinar sin la necesidad de leerse complejos libros de cocina. Montaremos un sándwich con los ingredientes que recomendamos

Preparación de la receta:

  • Como primer paso, comenzamos calentando la plancha donde vamos a preparar los sándwiches. Colocamos las rebanadas de pan untadas con la mantequilla en los laterales para que se vayan tostando lentamente y cocinamos ligeramente el bacon, cortando las rodajas en la mitad para que luego las podamos distribuir mejor. Posteriormente, colocamos ya el sándwich directamente en la parrilla para su montaje, poniendo una rebanada en la base y cubriéndola con los trozos de bacon. Ya dejando aparte la parrilla, le removemos la piel a la pera y la cortamos en rodajas finas. Luego regamos las rebanadas sobre el bacon.
  • En el tercer paso, cortamos un poco de queso gorgonzola y lo colocamos entre las rodajas de pera. Y para finalizar con el proceso, montamos la otra rebanada de pan de molde por encima de todo, dejando que el sándwich cocinando durante unos cuantos minutos, por cada cara hasta que estén los panes bien tostados sin llegar al punto de quemarse y el queso comience a fundirse y esparcirse.
  • Opcionalmente, podemos añadir una cucharada de mermelada casera de grosellas o de cualquier sabor que os guste. En ese caso particular se puede untarla en la rebanada que sirve como tapa para cerrar completamente el sándwich.

Es una receta sin ninguna complicación, es una receta muy simple y totalmente fácil de hacer, es un proceso que solo necesita de 12 minutos en total, es una excelente merienda para volver al trabajo o los estudios renovado, o cuando llegas cansado del trabajo o de tanto estudiar ya finalizando el día y lo único que quieres es comer algo rico y sin tener que dedicarle tanto tiempo a la cocina o leerse varios libros con recetas de cocinas.

Puedes variarlo con cualquier tipo de embutido que sea de agrado, incluso como opción, se puede introducir al horno por unos minutos las rodajas de pera para que se caramelicen un poco y acompañarlas con queso mozzarella, una combinación perfecta para aquellos que gustan de una combinación entre el dulce de la pera y el toque del queso, la posibilidades son muchas y se puede experimentar en cualquier momento.

 


[Total:0    Promedio:0/5]