• 350 gr de espaguetis
  • 4 yemas de huevo
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Queso Pecorino
  • Perejil para decorar

Comenzamos la semana y lo hacemos con una receta fácil, una receta sencilla: una receta de pasta, como no podía ser de otro modo. Hablamos de los deseadísimos espaguetis a la carbonara. Pero no, queridos estudiantes, la salsa carbonara original no es la que os hacéis de cualquier manera en casa con un brick de nata líquida. Tenéis que aceptarlo: la salsa carbonara original italiana NO lleva nata. Pero, ¡tranquilos!, continúa siendo una receta rápida porque lleva solo cuatro ingredientes básicos: huevo, panceta, queso pecorino y pimienta molida, de cuyo aspecto, semejante al carbón, surge el nombre.

Instrucciones

  1. En primer lugar, ponemos a hervir el agua. Cuando hierva, añadimos la pasta y la dejamos los minutos que indique el fabricante. Una vez cocida, la escurrimos bien y la reservamos (¡atención! Este paso tiene que ir sincronizado con el paso 4.).
  2. Mientras, con la ayuda de un bol o una taza grande, mezclamos las 4 yemas de huevo con el queso, que vamos añadiendo poco a poco. La cantidad de pecorino dependerá de vuestro gusto, pero recomendamos echar unos 80 gramos en total.
  3. Ponemos a calentar una sartén a fuego medio, troceamos la panceta y la echamos. ¡Cuidado! No hace falta echar aceite. Como sabéis, la panceta tiene mucha grasa y puede quedar demasiado pesado.
  4. Nada más escurrir la pasta, la ponemos en un recipiente y le añadimos, cuando todavía esté caliente, la mezcla de yemas y queso. Removemos bien.
  5. Finalmente, añadimos también la panceta y la mezclamos bien para que quede proporcional.
  6. Espolvoreamos controladamente con la pimienta molida y decoramos con una hojita de perejil.


[Total:2    Promedio:3.5/5]