• 4 filetes de milanesa de pollo abiertos
  • 8 lonjas o rebanadas de queso amarillo, o mozzarella
  • 4 lonjas o rebanadas de jamón de pierna, pavo o pollo.
  • 2 huevos
  • Harina o pan rallado (Cantidad necesaria)
  • Pan rallado (Cantidad necesaria)
  • Aceite de oliva (Cantidad necesaria)
  • Sal y pimienta, al gusto.

Si tienes una cena y no sabes que preparar para tus invitados, esta es la mejor opción. Este plato se cocina a base de Aves y, generalmente, se puede consumir durante todo el año y suele servirse como primer plato, o entrada principal. El Cordón Bleu de pollo tiene su origen en el siglo XVI, una época en la que los cocineros reales solían atar, o amarrar sus delantales con una cinta de color azul. Continúa leyendo a este paso a paso en donde encontrarás los ingredientes y la mejor forma de preparar esta increíble receta.

Elaboración de la receta

  • Primero debes abrir la pechuga de pollo a modo de libro o cortada a la mitad, también puede pedirle al carnicero que la prepare. Colocas la pechuga de pollo entre dos papeles transparentes y con un mazo la golpeas para aplanarla y alisarla.
  • Este paso es muy importante ya que así vas a conseguir una lámina de carne más homogénea en cuanto a grosor en toda su superficie. Retiras el papel transparente de la parte superior del filete de pollo y mantienes el inferior. Este servirá de ayuda después para hacer el rollo.
  • Extiende los filetes de milanesa de pollo abiertos por la mitad y salpimiéntalos al gusto por ambos lados. Coloca una lonja de queso sobre una de las dos mitades y pon sobre el queso una lonja de jamón y, finalmente, otra de queso.
  • Con la ayuda del papel transparente, haces un rollo con la carne. Retiras el papel transparente y aseguras la carne para que no se abra, con unos palillos. Debes rebozar el rollo de pollo pasándolo primero por huevo batido y luego por pan rallado o harina y lo reservas.
  • Fríe el Cordón Bleu de pollo, en un sartén o en una olla con aceite de oliva a fuego medio. Si observas que la fritura está adquiriendo un color dorado y bonito, retírala y ponla a escurrir sobre papel absorbente, para que de esa manera suelte todo el exceso de aceite que tiene.

Nota

Si quieres que la fritura quede bien crujiente, empana, las milanesas dos veces.

Se puede servir el Cordón Bleu de pollo, de forma fría o caliente. Si dejas que se enfríe será mucho más fácil de cortar en rodajitas sin que se rompan. En cualquiera de los dos casos, estarán perfectos para ser acompañados de una crema de verduras, patatas fritas, o una simple ensalada.

Este plato es muy famoso, por su alto contenido de proteínas, y a los chicos y grandes de casa les encanta. Sobre todo es una cena familiar, donde el anfitrión y la estrella serás tú. Lúcete entre los tuyos con ese delicioso plato.


[Total:1    Promedio:5/5]