• 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cebollas
  • 1 kg de calabaza pelada, sin semillas y cortada en trozos
  • 700 ml de caldo de verduras
  • 142 ml de nata líquida

Hoy os traemos una receta de las que suelen apetecer los días de invierno, aunque podemos cocinarla durante todo el año, la Crema de calabaza casera.

La calabaza es una excelente fuente de fibra, es esencial para la pérdida de peso y un sistema digestivo saludable.

Cada porción de calabaza contiene casi 3 gramos de fibra por lo que es ideal para personas que están tratando de perder peso. También es baja en calorías y , a diferencia de otras cremas, nos proporcionará la sensación de saciedad durante bastante tiempo.

Además se trata de un alimento que contiene nutrientes, como vitaminas A, C, E y minerales como zinc, calcio, fósforo, hierro y potasio.

¡Empezamos!

Instrucciones:

  1. Calentamos una olla con dos cucharadas de aceite de oliva y echamos las cebollas cortadas a trociros. Las cocemos a fuego lento durante 5 minutos hasta que estén doradas y blandas.
  2. Añadimos la calabaza cortada y sin pepitas y la dejamos cocer durante 8-10 minutos, revolviendo ocasionalmente hasta que empiece a ablandarse y dorarse.
  3. En una olla grande vertemos 700 ml de caldo de verduras (puede ser casero o comprado) y añadimos dos cucharadas de aceite.
  4. Cuando empiece a hervir echamos la cebolla y la calabaza que previamente hemos cocinada en la sartén, y las dejamos hervir a fuego lento durante 10-15 minutos hasta que la calabaza esté muy blandita.
  5. En otra sartén verteremos el bote de 142 ml de nata y la calentaremos a fuego lento. Cuando esté ya en ebullición la retiraremos y la añadiremos en otro recipiente junto al resto de los ingredientes.
  6. Una vez tenemos los ingredientes de la olla y la nata en otra recipiente, lo batimos con una batidora de mano para que la nata deje una textura más esponjosa y cremosa.

La crema de calabaza puedes tenerla congelada hasta un mes que no se hace mala. Tan solo tendrás que descongelarla cuando te apetezca y calentarla a fuego lento hasta que esté caliente.

Nuestro consejo:

  • Puedes añadirle semillas de calabaza a la crema por encima o trocitos pequeños de tomate. ¡Le dará un toque buenísimo!

 


[Total:3    Promedio:5/5]