• 1 rodaja de queso provolone (en cualquier supermercado)
  • 1 tomate
  • Cebolla crujiente (en cualquier supermercado)
  • Salsa pesto preparada
  • Orégano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Tostas de pan o saladitos

Hoy os traemos otra receta de cocina italiana ideal para tomar como aperitivo. Una receta de queso rápida y sencilla acompañada de tomate y salsa pesto que conforma una mezcla de sabores fantástica. Este aperitivo os sonará porque se ha vuelto muy habitual en los restaurantes de todo tipo. ¿Preparados para mojar pan?

Instrucciones

  1. Precalentamos el horno a 180º y cortamos el tomate a rebanadas.
  2. En una cazuelita de barro apta para horno, ponemos un chorrito de aceite y añadimos el tomate con un poco de orégano y una pizca de sal al gusto.
  3. Horneamos unos 10 minutos a 180º y lo sacamos.
  4. Añadimos, por encima de los tomates, cebolla crujiente al gusto, y sobre los tomates y la cebolla ponemos la rodaja de queso provolone. Horneamos otros 10 minutos.
  5. Cuando el queso esté doradito en su superficie, sacamos del horno y añadimos la salsa de pesto preparada. No abuséis para que no quite el sabor a los otros ingredientes.
  6. Servimos la cazuelita acompañada de las tostas de pan o los saladitos.

Nuestro consejo:

Para un resultado mucho más sabroso, podéis elaborar muy fácilmente vosotros mismos la salsa pesto. Solo necesitaréis 40 gramos de hojas de albahaca fresca (en cualquier supermercado), 50 gramos de piñones, 1 diente de ajo, aceite de oliva y sal. Con la ayuda de una batidora, trituráis juntos todos los ingredientes menos el aceite. Cuando estén bien triturados, añadís poco a poco el aceite hasta que quede la textura que os guste.


[Total:1    Promedio:5/5]